El 40% de las empresas desaparecerá en cinco años por no afrontar la digitalización